Qué representa el educar a la nueva generación de mujeres líderes en Arabia Saudita

Gracias a STC Negocios, por una tarde increíble, muy consentida como la única mujer, invitada VIP, al evento. Esto, aunque halagador y parte de mi día a día en Arabia Saudita, no es el motivo de esta publicación. Podría proceder a hablar aquí acerca de la enorme importancia de #womeinstem #mujeresentecnologia, pero este no es el motivo de esta publicación.

Encuéntrame!

Hace algunos días publiqué (ver aqui: ) que una exalumna muy querida, hoy joven profesionista, me envió un WhatsApp muy preocupada a las 2 de la mañana:

Exalumna: “Dr Artemisa, por favor, tiene que estar mañana, el SVP (Senior Vicepresidente) me pidió dar un discurso. El presidirá la clausura de la primer iniciativa que dirijo como parte de STC. No puede no estar!”

Claro, tenía ya mi día, reuniones y actividades planeadas, mismas que tuve que reorganizar para acompañarla. Por qué lo hice? por qué esta joven Saudita consideraba tan importante mi presencia? Hace algunos meses, escribió en twitter: “Pienso que quien soy hoy es gracias a su influencia y a su esfuerzo por transferirme conocimiento. Gracias, a usted y a mi padre”

Tan pronto llegué al evento de #DataScience, un joven muy entusiasmado se apresuró a recibirme abriéndome paso hasta la mesa de registro:

Joven: “Esta es la Dra. Artemisa, ha sido jurado y mentora en los programas de la Autoridad Saudita de Emprendedurismo, es invitada VIP, denle el badge. Doctora no se moleste por los detalles, yo lo haré con gusto. La sigo en Twitter, le molesta si le pido que nos tomemos una foto?”

Una vez en el evento, mi exalumna acudió a mi encuentro y tuve una tarde muy interesante observando las diferentes soluciones de #datascience para el manejo de tráfico de Riad, capital del Reino de Arabia Saudita.

Durante el evento fui presentada a los VIPs de STC, compañía de telecomunicaciones líder en Arabia Saudita, (quizá el equivalente a Telcel?). Sé que a este momento, habiendo estado en un sin número de eventos de networking se preguntarán, y qué tiene esto de especial? Mucho. De hecho, todo. El simbolismo que encierran sus palabras. Así fui presentada a todos, incluido el SVP:

Esta es la Dra. Artemisa, Directora de Marketing, Innovación y Tecnología… (etc.)… yo soy quien soy hoy por ella y por mi padre.

Palabras de mi exalumna, al presentarme al SVP de STC

No puedo describir la gran emoción, pero sobre todo, la enorme responsabilidad que ser la mentora y modelo a seguir de la nueva generación de mujeres sauditas de negocios representa.

Mira, tenemos bolsos iguales. Soy así porque aprendí de la mejor, soy como una mini Artemisa

Exalumna hablando con uno de sus colegas

No, no escribo esto para impresionar a nadie, sino como un homenaje a ellas, a nosotras, a este grupo tan fuerte y sólido que hemos construido por los últimos 6 años en Arabia Saudita.

Como este, se presentan muchos “casos” cada semana. “He sido ascendida, mi CEO sabe todo de ti, tienes que venir porque quiere conocerte”; “sé que tengo una buena posición, pero no me siento satisfecha, podemos hablar, necesito su guía y su consejo”, y muchos más. Y así, soy llamada y buscada aún más por las empresas más reconocidas en Arabia y el Medio Oriente, que seguramente se preguntan, qué tengo de especial? y se apresuran a organizar reuniones para conocerme.

Recientemente, en entrevista para Forum, revista del Foro Consultivo, Científico y Tecnológico que vincula al sistema nacional de ciencia y tecnología en México hablé de la enorme responsabilidad que tengo para con la sociedad Saudita:

Mis comentarios en foros en Arabia y en el medio oriente deben ser mesurados, propositivos y orientados a fortalecer la imagen de México en el extranjero. A la vez, es importante mantener una conducta pública ética y de congruencia con los usos y costumbres en los países en que residimos. Tengo la fortuna de gozar de alta estima en la sociedad árabe, en una relación de mucho respeto que he construido durante los 6 años que me he desempeñado como profesionista en Arabia.

Dra. Artemisa Jaramillo para Forum

Así , sé que tengo que actuar públicamente con responsabilidad, modestia y valores. La nueva generación de mujeres y jóvenes líderes en Arabia Saudita me sigue los pasos. Para ellas, son un modelo a seguir y tomo este honor y esta responsabilidad muy seriamente.

Para terminar con la historia del evento de STC, tuve el gran honor compartir la cena con el SVP, quien es la segunda persona más influyente en la compañía. Entre los proyectos a seguir destacan la creación de una nueva plataforma – aún no puedo revelar detalles, y más eventos como este. Todos encaminados a desarrollo de talento en Arabia Saudita.

Lo más importante para mí? Estuve hasta el final compartiendo un día tan especial con mi muy querida niña (claro, así me refiero a ella a pesar de ser ya una mujer adulta a la que conozco desde hace 5 años).


Si, tuvimos una sesión completa de fotos!

Espero con todas mis fuerzas el momento en que no tengamos que decir Mujeres Líderes, si no simplemente Líderes . Para ellas, como para mi, guardando las proporciones, el trayecto ha sido difícil. Pero seguiré ahí, con ellas, con las mujeres de Arabia Saudita, con las mujeres del Medio Oriente, con las mujeres de México, con las mujeres del mundo, no sólo ayudándolas en su desarrollo profesional sino ayudándolas a creer en ellas, a encontrar su luz propia, y a brillar. Y al hacerlo, diseño y creo redes de soporte para ellas, a nivel nacional e internacional, y a jóvenes y no tan jóvenes siempre les digo: ayúdense unas a otras, porque juntas somos más fuertes.

Ayúdense unas a otras, porque juntas somos más fuertes.

Dra. Artemisa Jaramillo

Marca digital profesional y género: por qué sí y por qué no

Participando en el diseño y organización de nuestro primer gran curso virtual orientado a visibilizar a las mexicanas en el extranjero en los diferentes ámbitos profesionales (el cual discutiré en mi próximo blog) tuve varias reflexiones. Este ejercicio virtual, antes de empezar, ya ha puesto de manifiesto dos milestones personales importantes: la creación de contenido en español y la publicación de mi historia digital profesional.

Boceto 1 de lo que podria ser un portfolio digital


Me dedico a crear historias y campañas digitales de marcas e iniciativas de transformación digital. A diario recibo llamadas de emprendedores, organizaciones, CEOs que buscan mi opinión en sus iniciativas, proyectos, etc., y cómo posicionarlas. Si, se me da muy fácil. Claro, lo he practicado durante los últimos 20 años.  No obstante, me resistía a aplicar estos principios a la solidificación de mi marca personal.

Justo abordaba mi vuelo de Estambul, cuando, en medio de la lluvia de nieve, leí una publicación de mi querida Martha en nuestro grupo privado de mujeres, donde reflexionaba sobre el reto personal que ha implicado para ella el plasmarse a sí misma de manera digital. Martha, para mí también lo ha sido! Por qué? Muy buena pregunta, lo discutiré en los siguientes tres puntos:

1. Normalización
Para mí no había “nada que contar”. En la cotidianeidad, empecé a considerar como fácil eso a lo que dedico – claro, tras años de estudio y práctica, a mí me toma una mirada el decidir qué hacer… y un poco más el instruir/ comunicar al equipo cómo hacerlo.

Y bien, hombres y mujeres nos percibimos a nosotros mismos de manera muy diferente. Las mujeres somos más conectadas, los hombres, separados (Markus y Oyserman, 1989). Esto que significa? Ser separado, individual y autónomo da la oportunidad a expresar y materalizar al yo interior sin importar el entorno social. Ser interdependiente, conectada, parte de la comunidad quiere decir que te manifestarás con más cautela y acorde al entorno social.

2. Estereotipos de percepción pública  

Cuando recién me fui de México disfrutaba mucho la vida privada. Viniendo de años de trabajo en la vida pública de mi estado, quizá necesitaba tiempo para mí.

Como investigadora, me apasiona observar y estudiar el comportamiento humano. Observando, me di cuenta de algo que había permanecido invisible hasta entonces a mis ojos: hombres y mujeres no somos percibidos igual en redes sociales. Es común ver publicaciones de hombres donde nos muestran sus logros y actividades en el quehacer público. No es común observar lo mismo de mujeres. Y si lo publican, has notado la diferencia de reacciones en la conciencia pública? Hellman (2001) realizó una revisión de la literatura y concluyó que los estereotipos de género y las expectativas que de ello se generan, lo que es una mujer y cómo debe comportarse, pueden resultar en la devaluación de su desempeño, el negarle los créditos de su éxito, o castigarla por ser competente.

En efecto, los estereotipos de género crean una expectativa de lo que una mujer es, y con ello una predisposición a reaccionar negativamente cuando una mujer se muestra públicamente como competente. Tal reacción negativa resulta en una distorsión cognitiva. Esto quiere decir que cuando ves a una mujer hablar de que es capaz, en ‘automático’ devalúas su capacidad o atribuyes su éxito a otras causas que no son ni ella, ni sus habilidades. Otro bias, resultado de los estereotipos de género, es lo que la mujer “debería ser”. Por ejemplo, cuando una mujer destaca en ámbitos reservados a hombres, va contra la preconcepción de lo que se esperaba de ella, resultando en desaprobación: se habla mal de ella, se le juzga, se intenta boicotear su imagen pública.

No podía creer lo que Hellman (2001) planteaba, así que decidí realizar un pequeño experimento social. Durante 6 meses me di a la tarea de publicar mis actividades cotidianas profesionales en mis redes sociales. En algunas se me observaba en escenarios, en otras en notas de diarios, en otras más, en eventos influenciales. No es que esto no pasara antes, simplemente no lo publicaba. Durante este periodo, lo amplifiqué. Los resultados de mi netnografía fueron congruentes con Hellman (2001). Un gran número reaccionaron conforme a la predisposición de género de lo que soy y lo que deberia ser, tales efectos negativos procedieron tanto de hombres como de mujeres. Por qué? Porque no nos sentimos cómodos cuando una mujer habla de sus éxitos.

3. Estrategia de comunicación digital (o falta de)
No era relevante para mí el realizar una campaña de posicionamiento personal, porque mi vida profesional fluye orgánicamente: de país a país, de continente a continente. Al llegar a este punto, quizá te preguntes, y por qué ahora? Porque me di cuenta de mi punto 2 y decidí irrumpir en sus muros para crear ‘reconocimiento’ y hacemos sentir más cómodos con la presencia de mujeres hablando de su profesión.

Aquí cabe resaltar la gran importancia del manejo mediático de género. Quieres posicionar tu liderazgo? Una estrategia con conocimiento de los estereotipos de género es saludable. Cómo aplican los estereotipos de género en el liderazgo? Una líder es percibida como más “compasiva” pero menos competente y experimentada que su contraparte masculina (Koch 1999, Krupnikov, Piston, y Bauer, 2016). Tradicionalmente, cuando una mujer ocupa posiciones de liderazgo en profesiones que son consideradas masculinas, es percibida de manera negativa. En un análisis de cobertura en medios de líderes, Braden (1996) encontró que aun los medios más serios se enfocan en los aspectos triviales de una mujer líder: estado civil, cómo viste, cómo se ve, cómo suena.

Afortunadamente, tales percepciones, pueden ser encauzadas con una correcta estrategia digital. Quieres saber cómo? Yo puedo ayudarte, enviame un mensaje vía contacto en esta página o conecta en twitter @digitalmisa.

Para concluir:
Hablar de ti mismo, en el ámbito de competencia profesional, en redes, es un reto. Hablar de ti misma, en el ámbito de competencia profesional, en redes, es un reto mayor.

Es importante acercarte a especialistas, o educarte en sus blogs, cursos, etc., para hacerlo de manera estratégica. Estamos tan acostumbrados a ser bombardeados por contenido, que el consumidor postmoderno (tú y yo), se debate constantemente en la disyuntiva entre lo que es genuino y lo que no es. No, de verdad no quieres ser percibido como falso o forzado. Verás, el carácter de una persona trasciende sus escritos. Y esto, será motivo de otra publicación.

Así es como luce mi portafolio electrónico

Si quieres consultar mi liga de portafolio electrónico, sigue la siguiente liga.

Que tienen en común Yalitza Aparicio y educar a mujeres en Arabia Saudita?

Mi miércoles me recordó mucho esto:
“tratar de apagar la mecha de la vela de otro no incrementará el brillo de tu vela.”

Que si #Yalitza, que si alguien hizo algo que tu quisieras haber hecho (y no lo has conseguido), que si lo habrías hecho mejor tu (pero ni se te ocurrió ni lo hiciste antes)… En vez de generar sentimientos de #envidia, #descalificación, #denostación, #rencor, alégrate! hay gente logrando cambios positivos en el mundo!

Yo trabajo en la Universidad Princesa Nora bin Abdulrahman, en Arabia Saudita, la Universidad para mujeres con matrícula más grande del mundo (80 000). Cada año graduamos al 50% de las mujeres universitarias en Arabia Saudita. Tan sólo en mi Facultad (Escuela de Negocios) tenemos 6000 alumnas.

Se imaginan?

Yo siempre digo a mis alumnas que trabajo duro no siempre quiere decir éxito. Trabajo duro, talento, sororidad, sí. “Ayúdense unas a otras, porque juntas, somos más fuertes”. Y no, no ha sido fácil, por la naturaleza misma de las culturas. No obstante, miren lo que hemos logrado juntas!


Ayúdense unas a otras, porque juntas, somos más fuertes”

Dr Artemisa Jaramillo

Yo estoy orgullosa de mis alumnas, y de saberme haber educado y continuar educando a las mujeres más brillantes de Arabia Saudita, que serán líderes en lo que decidan ser.

Hemos conquistado, juntas, presencia en el área de trabajo (las empresas deben emplear 30% de mujeres al menos). Y mucho más que eso. En sus sitios de trabajo, mis alumnas, en un lapso de 6 meses, ascienden a posiciones de Management. También tenemos emprendedoras, influencers, otras más se han decidido por la investigación por la academia (tras concluir ahora su maestría, estamos preparando sus propuestas de doctorado).

Se imaginan?

Hemos cambiado juntas, el rostro de la sociedad de Arabia Saudita, con trabajo duro, talento, y sororidad.

Si nosotras, en 6 años, logramos avanzar juntas, con las circunstancias culturales propias de Arabia, mis queridos amigos, “tratar de apagar la mecha de la vela de otro no incrementará el brillo de tu vela.” Lejos de generar sentimientos de envidia, descalificación, denostación, rencor, alégrate! hay gente logrando cambios positivos en el mundo!

Givers setting boundaries: how to stop narcissistic colleagues from stealing your credits at the workplace

I am a disciplined professional. I am both, an ideas person and a doer. I engage in a higher-level, sense of meaning dimension. I have worked in three main areas, since I started working at the age of 14. In government and politics, as an advisor to ministries and heads of state, designing and implementing strategies which affected public institutions and transform lives. In talent development, working as a university lecturer in Europe and the Middle East, designing professional programas too for community development and for companies. In the private sector, as an advisor to entrepreneurs and business men esigning and implementing strategies to be aligned with govermental mandates.

There was a life-changing event (another story to tell) that made me change my first career path, and with that, I also craved to stay out of the public eye. In fact, that was the reason why I wanted to live abroad. Anonymity was a bliss.

When I moved the fourth time, to the Middle East, I started to stand out for the quality of my work ( I am a workaholic – aren’t we all when things we work on really interest us?). But in not wanting to be quite in the spotlight something went wrong. With time, this behaviour degenerated in people thinking that I was a ‘doer’ whose work could be taken advantage of.

I used to invest plenty of time, years, helping others to i) learn how to do their job, ii) correcting their work, iii) giving them emotional support, iv) etc. And while this is all good and I enjoy educating people, there was something that was not quite alright, especially in a work environment, where people are paid for deliverables and have completion deadlines. Unfortunately, there are a lot of “agreeable takers” out there (Watch this 13:28 min TED Talk by Adam Grant to understand the givers and takers concept).

So, it is ok to be a giver, I think it is a personality trait, but you should also consider the following.

Giver rules

1. It is ok to be acknowledged. No, you are not being selfish by saying what you actually did. No, you do not need to share credit with the printing machine. It is ok to be acknowledged for your work. I have been asked to nominate people for some awards, even knowing that they haven’t done anything. Yes… thtey have been considering doing it…

Printer machine
Special thanks go to the printer, the retailer and the manufacturer. They all have a share in my new venture.

2. Market your work. No, you are not being an attention seeker. You are simply branding yourself, setting yourself apart and impeding “takers” from trying to impersonate you. I was recently exposed to a situation where someone (from now on X) was ok leading people into thinking that the work was being performed by her, that she was the one ‘in charge’. Whether this was done on purpose or not does not really matter. These people exist, so, market your own work. Brand it. Do not tempt Xs out there.

3. Understand cultural differences. I spent enough years living in a country (my third) where you could not really say ‘yes, I did that’ -at least, not in the environment I was in. Where you could be ‘too blinky’, ‘too much’, ‘standing out’ ‘too latin’ ‘too happy’ and people around would feel uncomfortable and say it -unintentionally transferring that discomfort to you! This reminds me of The Snake and the Firefly tale for some reason. In any case, in every culture, there is an acceptable way of gaining recognition for the work that you perform and the business that you bring to the company.

The snake and the firefly
Firefly: “So, why do you want to eat me?”  Serpent, “because I can’t stand to see your shining light.” Source:http://humanityhealing.net

But then, what if even with that you are being disregarded?

Well, I will tell you what Brian, relationships coach, told me this evening, and while his post talks about relationships, I can see plenty of similarities.

Set boundaries

Be clear about your role in the organisation. If someone is been paid to perform a certain activity, it is ok that they cope with learning how to actually do it. And If they can’t, they should look for a solution, not you. To you, ideas come easily. To others, they may not. In any case, mind your own business. This can seem quite evident, but it is actually hard. We develop defensive routines (Argyris 2002) to cope with life. In doing so, we adopt certain behavioural patterns and give the people we interact with a certain role. Meaning, you are allowing this behaviour. So, stop being nice! 

Set ground rules

Set your own goals and expectations. What can you tolerate and what you cannot. If what you consider should be done is not been fulfilled, then probably you are not a good fit in there.

Keep shining

Don’t you dare to put to head down, or to go ‘invisible’ to please the insecure narcissist. I have been ‘banned’ from guest lists not to make a taker uncomforable with my [too shiny?] presence. And you know what, it is ok. Learn to surround yourself by the right people in the right environment. Yes, you will feel their envious looks but, I bet that you are used to by now.

What if none of this work?

When feeling taken advantage of, givers stop giving. If you feel you are been disregarded by the people in your team or your organisation, then, it might be time to move on. Life is cyclical. So, probably this situation is here to show you that it is time to move on and have a fresh start in a healthy environment. Take care of yourself, observe your own feelings, reactions, and behaviours, and stay present.

%d bloggers like this: